miércoles, 31 de octubre de 2012

La expresión oral



Había una vez una niña que le encantaba estudiar. Era un poco tímida. En todos los exámenes sacaba un 10.
Una mañana, en el colegio, la profesora les mandó hacer una expresión oral hablando sobre la ciudad de Burgos. Salieron a hacerlo 15 compañeros de su clase, hasta que le tocó salir a ella. Ella se lo sabía muy bien, sólo que le daba vergüenza. Por más que lo pensase, tenía que hacerlo en público. Al final salió, estaba muy nerviosa.
Sus padres le habían aconsejado que cuando lo estuviese haciendo pensase como que estaba en su casa. Ella así lo hizo. Al fin lo terminó.
La profesora le dijo que había sacado un 10. Nada más salir del colegio fue a decírselo a sus padres. Ellos se pusieron muy contentos. La niña ya nunca más tuvo miedo de hacer una expresión oral, ahora hasta le gustaban.
Esther Rodríguez
6º A
En Twitter comentan sobre esta entrada 

3 comentarios:

  1. ¡Qué importancia tiene la expresión oral y qué poca se la ha dado en la escuela del libro, libreta y bolígrafo!
    ¡Enhorabuena Esther por tu historia de expresión oral!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Jesús, por comentar. Nos ayuda a trabajar mejor cada día.
    Esther es una alumna excelente, hasta haciendo los trabajos de expresión oral.
    Abrazos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails