jueves, 20 de mayo de 2010

La liebre y el lobo


Cierto día una liebre iba por el bosque caminando, de pronto se encontró con un lobo. La liebre le preguntó de dónde le venía su fama de astuto.
Éste le contestó que si quería venir a cenar y la liebre toda confiada dijo que sí.
Cuando la liebre entró en la casa del lobo le preguntó que qué había de cenar y el animal, cerrando la puerta, le afirmó que ella era la cena.
No te fíes de alguien que no conoces.

1 comentario:

  1. María muy bonito tu cuento,me gusto mucho.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails